Benzodiazepinas

Son medicamentos depresores del sistema nervioso central. Las indicaciones principales de estos medicamentos son la ansiedad y el insomnio. También se utilizan en el tratamiento del síndrome de abstinencia del alcohol, para el control de la epilepsia y como sedante preoperatorio.

Consumidores que desarrollan dependencia a las benzodiacepinas

Politoxicómanos que las toman para mejorar los efectos adversos de la cocaína, como automedicación para el síndrome de abstinencia de la heroína y el alcohol, y para “colocarse” cuando no disponen de otras drogas.

Pacientes con depresión o trastornos de pánico que han seguido tratamiento a dosis altas, durante periodos de tiempo prolongados.

Pacientes a quienes se les receta por ansiedad crónica e insomnio y que pueden estar biológicamente predispuestos a desarrollar dependencia.

Síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia aparece tras la interrupción brusca del tratamiento o la reducción muy significativa o demasiado rápida de la dosis. También depende de la dosis y de la duración del tratamiento.

Mezcladas con alcohol, se potencia el efecto depresor, disminuyendo el control y la alerta y aumentando la somnolencia. Por ello aumenta el riesgo de accidentes de tráfico y laborales.

Marco legal

No se pueden vender sin receta médica.

Si necesitas ayuda,
estamos aquí para ti